Del circo tradicional al circo social. Una herramienta para la transformación | Aïda Ballester

Del circo tradicional al circo social. Una herramienta para la transformación

Circo, Circo social

La historia del circo lleva en la espalda todo un conjunto de elementos que produjeron en el mundo circense una crisis agravada, entre otras cosas, por la aparición de la televisión y el cine, y que se ha caracterizado por dificultades burocráticas, carencia de apoyo administrativo y logístico, e infraestructuras debilitadas. Sin embargo, y ante el declive sufrido por el circo tradicional, se inició un proceso de renacimiento en la segunda mitad del siglo XX definido como Nuevo Circo o Circo Contemporáneo.

El circo contemporáneo no ha resultado ser una sustitución del circo tradicional, sino un proceso de reflexión sobre formas de hacer espectáculo que ha introducido nuevos cambios de perspectiva combinando técnicas circenses con otras disciplinas, como la danza o el teatro. Este paradigma será la semilla de la que nacerá el método de circo social, un árbol del que brotarán todo un conjunto de ramas como símbolo de la diversidad de proyectos e iniciativas que se han llevado a cabo hasta el día de hoy en todo el mundo.

 

Algunas definiciones de circo social

La aparición del circo contemporáneo es la oportunidad de acercar a otros sectores de la población la emoción y el riesgo de practicar ejercicios circenses adecuándose al proceso artístico y al contexto sociocultural de cada país o localidad. El circo ha evolucionado notablemente hasta trasladarse de las carpas a los espacios comunitarios, convirtiéndose en una herramienta de intervención social, educativa y de gestión comunitaria. Es lo que se llama Circo Social.

Para Hernández (2008), el circo social es "el equilibrio de dos disciplinas: las artes escénicas enriquecidas con las ciencias sociales, organizadas en una metodología atractiva e innovadora". Otros identifican el punto de salida en el aprendizaje mutuo entre educador/a y alumnos, por medio de un proceso de respeto por el saber del otro, de la relación establecida y la disciplina a aprender (Pérez, 2013).

La entidad europea Caravan Circus Network destaca que, a menudo, el circo social se dirige a personas con menos oportunidades, con unas necesidades específicas y con una situación sociocultural determinada. La belleza del circo social no está focalizada en el espectáculo, sino en la transformación de los participantes y de su entorno (Del Saso, 2014).

A modo de conclusión, se puede afirmar que por circo social se entiende "el proceso de enseñanza y aprendizaje de técnicas circenses que tiene como finalidad el desarrollo de comunidades y la inclusión de personas en situación de riesgo social" (Alcántara, 2014). Una herramienta que transforma, que cambia cuerpo, mente, voluntad, humor y calidad de vida (Pino, 2012).

Aunque se identifican experiencias de circo social desde hace ya algunos años, el término de circo social es reciente y, por esta razón, no hay una definición concisa y compartida, aunque son muchas las personas y colectivos que empiezan a darle forma y dotarla de estructura y credibilidad.

El circo social enmarca todo un conjunto de características y formas de hacer diferenciadas, pero con un punto de inicio compartido: la acción surge desde el contacto con la comunidad, que es la principal afectada, la principal implicada en la mejora y la que almacena todo un conocimiento desde la experiencia y la acción más local y cercana.

 

Experiencias que utilizan el circo social

Algunas de las experiencias más destacadas son:

  • Circo Social del Sur en Buenos Aires con jóvenes de los sectores más desfavorecidos y con situaciones familiares complejas (Pino, 2012).
  • Se Essa Rua Fosse Minha, el programa PILA de libertad condicional con adolescentes y Belo Circo del Mundo en Brasil.
  • Circo para todos y el Colegio del Cuerpo en Colombia.
  • Circo Dispar en Argentina.
  • La Tarumba en Perú.
  • Marinchicuepa en México.
  • Circo de los Jóvenes y Circomunidad en Ecuador.
  • Escalando Alturas, Fundación Círculo en Chile y Quito-Ecuador, entre otros (Pérez, 2008; Del Saso, 2014; Rosero, 2010).
  • Cirque du Monde ha trabajado en Sudáfrica con jóvenes con VIH, en las cárceles de Mongolia, en Quebec con el objetivo de evitar el abandono escolar, y en Australia con mujeres víctimas de violencia sexual y la experiencia de Palestina en relación con los derechos de la mujer a cargo de Mays Sylwan-Hajjaj (Del Saso, 2014).
  • Circus Elleboog tiene un proyecto de larga duración en escuelas con niños/as con necesidades especiales, donde acuden una vez por semana para practicar trucos circenses.
  • L’Ecole de Cirque de Bruxelles realiza talleres semanales en espacios lúdicos en las zonas residenciales con escasos recursos.
  • Circus Upsala realiza actividades circenses en las cárceles de San Petersburgo para jóvenes reclusos.
  • El Cabuwazi, con sede en Berlín, organiza varios proyectos de circo social para la promoción de una dieta saludable por medio del circo en las escuelas locales (Âstrand, 2011).

En España también se están llevando a cabo varios proyectos de circo social (Jané y Puig, 2008; Social Circus Map, 2013; Del Saso, 2014; Ballester y Renau, 2015):

  • La ONG Payasos sin Fronteras en Cataluña, entidad internacional que apoya proyectos formativos y la creación de escuelas de circo social en algunos países latinoamericanos.
  • El programa MUS-E con sede en Madrid, que realiza actividades de circo dentro del sistema educativo español.
  • Payasos en Rebeldía en Ibiza mediante proyectos pedagógicos para abordar cuestiones como la prevención del VIH con jóvenes o el apoyo extraescolar con niños.
  • Circo en los centros educativos y penitenciarios de Cataluña, como el Proyecto Eureka. 
  • Acirkaos en la Ciutadella de Menorca.
  • Escuela de circo Carampa en Madrid.
  • Artes para la vida en Pamplona.
  • Circ Menut en Arenys de Mar en Cataluña.
  • Ateneu Popular 9Barris en Barcelona.
  • ​​Valldaura circ en Berguedà que trabaja con adolescentes con problemáticas conductuales y de justicia,
  • Artescena Social en Cardedeu y Granollers.
  • Circo Los en Sant Celoni.
  • Clown integrat-Alquimistes Teatre en Santa Coloma de Gramenet con personas con diversidad funcional.

Son sólo algunos ejemplos de circo social en el mundo actual.

El circo social está en un proceso de renacimiento de las cenizas de finales del siglo XX. En este proceso han surgido gran cantidad de proyectos que han dado oportunidades a los sectores más vulnerables.

El circo social es una metodología, una herramienta, una perspectiva de trabajo y un estilo de vida que aglutina un conjunto de valores positivos como la disciplina, el respeto o la igualdad. El circo social es el inicio de un proceso de aprendizaje individual, grupal y comunitario.//

Bibliografía

Alcántara  A. El circ social: una eina educativa per a l’apoderament. Barcelona: Directa n.º 373, 2015.

Astrand R. Social Circus in Europe. A Social circus, a guide to goodpractices. Tampere: University of Tampere, 2011.

Ballester A, Renau L. I Trobada de Circ Social a Catalunya. Barcelona: Associació de Professionals del Circ de Catalunya, 2015.

Cirque du Soleil. Social circusmap. Consultat el 3 de juliol de 2015.

Del Saso ML. El circo social como herramienta de transformación y prevención en jóvenes en riesgo de exclusión social. Intervención socioeducativa con familias.  Mallorca: Universidad de las Islas Baleares, 2014.

Hernández JC. El circo en nuestrasvidas. FALTA CIUDAD Interiores, Revista 34 Circo, 2008.

Jané J, Puig M. Estudi sobre la formació circense a Catalunya. Barcelona: Associació de Professionals de Circ de Catalunya, 2008.

Pérez M. (2013). Ponencia I; El Circo Social como Herramienta de Intervención Comunitaria. En: Primer Congreso de Circo Social. Chile: Red Chilena de Circo Social, 2013.

Pino M. En busca de la transformación personal y social. A El camino hacia el nuevocirco. FALTA CIUDAD Cuadernos de Picadero, núm. 22. Instituto Nacional de Teatro, 2012.

Rosero MS. Desarrollo personal y social a través del arte: propuesta de proyecto para una escuela contemporània de danza y circo para niños/as y jóvenes con escasos recursos en la ciudad de Quito. Ecuador: Universidad Politécnica Salesiana, 2019

Comparte:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
Del circo tradicional al circo social Aïda Ballester
Relatoria visual de @plantaidees
//El circo social es una metodología, una herramienta, una prespectiva de trabajo y un estilo de vida que aglutina un conjunto de valores positivos como la disciplina, el respeto o la igualdad. Es el principio de un proceso de aprendizaje individual, grupal y comunitario //
Del circo tradicional al circo social. Una herramienta para la transformación | Aïda Ballester