El Espacio del Caracol: artes plásticas integradoras | J.A. Rodríguez López

El Espacio del Caracol: artes plásticas integradoras

Bellas Artes, Educación

El Espacio del Caracol es una iniciativa que permite a las personas con discapacidad intelectual acceder a una serie de asignaturas universitarias en la Facultad de Bellas Artes de Granada. Se trata de un proyecto sin precedentes en el que la convivencia con otros alumnos, la independencia y la libertad creadora se convierten en el eje formativo, más allá del conjunto de nociones teóricas y artísticas propias de cada disciplina.

Las personas con discapacidad y/o necesidades especiales participantes, sin titulación de acceso a la universidad, tienen en este proyecto una experiencia inclusiva con el alumnado oficialmente matriculado en la Universidad de Granada.

­

...............................................................

Este proyecto, que se presenta como una iniciativa relacionada con el ámbito académico, nace en la primavera del 2008 desde la inquietud y el espíritu altruista de unos artistas, docentes y profesionales de las Bellas Artes y la discapacidad: José Antonio Rodríguez López, María J. Ortiz Luque, Juan García Villar, María Victoria Enríquez de Luna Rodríguez y Alonso Gragera Martin de Saavedra, y que actualmente constituyen el comité técnico permanente encargado del desarrollo y la coordinación de este proyecto.

Como colectivo, desde un principio veíamos muy clara la necesidad de incorporar al ámbito académico universitario a personas que, por su condición, tienen imposibilitado su acceso “natural” al sistema educativo superior.

Para poder hacer realidad el proyecto El Espacio del Caracol, tuvimos que  desarrollar un intenso trabajo de persuasión para convencer sobre la viabilidad de la idea a las distintas entidades públicas y privadas de nuestro proyecto original. Así pues, desde el principio actuamos como catalizadores e inductores de esta iniciativa, con el objetivo de que estas instituciones y entidades se implicaran con las fórmulas y acuerdos necesarios para lograr establecer mecanismos de participación, colaboración y cooperación sobre la base de los protocolos que las organizaciones públicas y privadas utilizan.

Tras cuatro años de un profundo proceso para lograr un acuerdo escrito, en noviembre del año 2012 se concreta y finalmente se firma un convenio de colaboración entre la Universidad Granada y las asociaciones, federaciones y otras entidades que trabajan con las personas con discapacidad en dicha provincia y la Diputación de Granada, con una colaboración especial en la difusión de las actuaciones desarrolladas.

Este convenio especificaba los términos con los cuales se establece la participación y la colaboración entre las distintas partes, que hacen viable la puesta en marcha del proyecto y que supone el punto de partida de su puesta en funcionamiento, puesto que consigue superar los aspectos burocráticos dentro de la legalidad que dificultaban el inicio de la actividad.

La elaboración de este convenio ha sido compleja y ha sido preciso sortear dificultades imprevistas, debido a que no existían precedentes que pudiesen ser utilizados como referencia. Otro aspecto que cabe destacar es la evolución del propio proyecto; por ejemplo: inicialmente, el ámbito de actuación estaba dirigido a las personas con discapacidad intelectual, pero en el desarrollo del acuerdo marco se generó la viabilidad para ampliarlo a personas con discapacidad y/o otras necesidades especiales en general.

En consecuencia, con todo lo mencionado anteriormente, el presente proyecto trata de favorecer a personas con discapacidad y/o otras necesidades especiales, mayores de 21 años, que reúnan capacidades y competencias para incorporarse al sistema educativo, aun en aquellos casos que no han podido desarrollar un expediente académico por falta de oportunidades adaptadas.

Aunque se destaca en su primera intervención, y con una intención de discriminación positiva, con el entorno de las personas con discapacidad intelectual, es un modelo de aplicación y podrá ser ampliado para la intervención educativa relacionada con la atención a la diversidad y las necesidades educativas especiales en general.

Se trata de una cuestión de igualdad de oportunidades, en un contexto en el que en muchos casos no se ha tenido ni la oportunidad, ni la conciencia de que, como cualquier persona, la persona con discapacidad intelectual quiere optimizar sus condiciones innatas, sus competencias, para el enriquecimiento de un grupo que trabaja desde distintos entornos y realidades. De hecho, el desarrollo de este proyecto destaca el carácter innovador de esta experiencia, pudiendo convertirse en un referente en la atención a la diversidad.

El proyecto se inició en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Granada, pero no limita ninguna otra disciplina englobada en las Facultades y Centros de la Universidad de Granada, favoreciendo con ello la ejecución de proyectos de colaboración y cooperación.

Estos alumnos con necesidades educativas especiales (ANEE), sin necesidad de titulación pero con capacidades, acceden a las clases junto con el resto de alumnos que están matriculados en la Facultad de Bellas Artes, creando una vía de acceso que supone un enriquecimiento artístico sin precedentes.

El perfil del alumnado que opta a este proyecto en esta fase específica en la Facultad de Bellas Artes es el de personas con discapacidad intelectual con interés y conocimientos relacionados con las artes plásticas, que documentarán mediante su participación en talleres de creación, exposiciones, cursos, presentación de obras en concursos, premios, etc. Todo ello se realiza tras una selección previa en la que hay establecido un protocolo de actuación determinado, teniendo en cuenta las preferencias sobre asignaturas, horario, grado de autonomía, apoyos, etc.

También debemos destacar de manera muy relevante la labor del profesorado de la facultad que colabora de forma voluntaria, incluidos los participantes del proyecto en su docencia reglada por la Universidad y sin los que sería imposible la viabilidad del proyecto.

Actualmente, el proyecto ya está consolidado, con exitosos resultados en la Facultad de Bellas Artes y con valoraciones objetivas de enriquecimiento entre los distintos participantes. Asimismo, mantiene acciones educativas inclusivas permanentes y con carácter continuo en un contexto de normalidad en el desarrollo del proyecto, es decir, corroborando todos y cada uno de los aspectos que intuíamos en el desarrollo de la idea original. Además, ha habido una proyección del mismo en el ámbito de la investigación y se ha fomentado la difusión a través de publicaciones y otras acciones.

En estos momentos, el proyecto se encuentra en un imprescindible proceso de reestructuración que permita su estabilidad y crecimiento. Para ello es necesario ampliar las fórmulas de financiación que garanticen especialmente una mejor y continuada coordinación, así como el seguimiento de las actividades, teniendo en cuenta, además, que hemos recibido peticiones de ampliación en asignaturas de la propia facultad de Bellas Artes, así como la posibilidad de ampliar a otras facultades de la Universidad de Granada.

Así pues, también queremos recordar que, para desarrollar cualquier proyecto inclusivo resultan esenciales los apoyos institucionales, no sólo con buena voluntad y facilitando acuerdos de aceptación de los mismos, sino también recogiendo en sus presupuestos partidas económicas que puedan garantizar acciones de calidad y que empujen de forma consistente iniciativas de esta índole, donde la capacidad se genera con oportunidades y alternativas reales.

Al promover este tipo de actividades de inclusión social como una posible vía de respuesta a la atención a la diversidad, se favorece  la presencia y la participación activa de las personas con discapacidad intelectual y se facilita un conocimiento mutuo, lo que permite dejar atrás prejuicios e ideas preconcebidas, a la vez que favorece la aceptación y la valoración de sus capacidades, su trabajo y sus derechos.

Para finalizar, creemos que la mejor forma de constatar el éxito de las actividades desarrolladas en el campo creativo es ver el producto del trabajo artístico, del que dejamos una muestra de su verdadero valor con unas imágenes fotográficas que acompañan a este artículo y recomendando visualizar el reportaje “Las miradas del arte”.//

Comparte:

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
Artes pláticas integradoras. El Espacio del Caracol
El Espacio del Caracol
//Se trata de una cuestión de igualdad de oportunidades, en un contexto en el que en muchos casos no se ha tenido ni la oportunidad, ni la conciencia de que, como cualquier persona, la persona con discapacidad intelectual quiere optimizar sus condiciones innatas, sus competencias, para el enriquecimiento de un grupo que trabaja desde distintos entornos y realidades. //
El Espacio del Caracol: artes plásticas integradoras | J.A. Rodríguez López